fbpx

La importancia de conseguir un sueño reparador en los niñxs

Seguro que has escuchado que es importante que tu hijx aprenda buenos hábitos de sueño porque es fundamental para lograr un adecuado desarrollo, pero ves que muchas veces no se llega a cumplir. Por lo que no sabes hasta qué punto debes cumplir horarios y cantidad de sueño de una manera más estricta o no haría falta hacerlo de esa forma.
Ser consciente de los beneficios que tiene el sueño y de los perjuicios de no cumplir con las cantidades requeridas para su edad, será el primer paso para que te autoconvenzas de la necesidad de tener horarios de sueño en casa.

¿Por qué es tan importante y necesario el sueño?

El sueño es esencial para el correcto desarrollo físico y psicológico de los bebés y niñxs, por lo que establecer buenos hábitos de sueño desde las primeras etapas tendrá un impacto positivo en su crecimiento.
A continuación te dejo un listado con parte de los numerosos beneficios que los niñxs obtienen a través del sueño:

  1. Se produce la consolidación de la memoria y de los aprendizajes del día. Durante estas primeras etapas el poder explorar y descubrir cosas nuevas con cada experiencia es necesario, por lo que el sueño ayuda a que se vayan fijando estos aprendizajes.

  2. Durante el sueño el cuerpo cumple numerosas funciones metabólicas que no se pueden dar en la vigilia. Es decir, parte de esa reparación física sólo se puede llegar a hacer cuando está dormidx.
  3. Reparación de numerosos tejidos y órganos, además de ser el mejor momento para que los vasos sanguíneos se relajen y favorezca el flujo sanguíneo.

  4. Favorece una mejor gestión emocional al estar descansados, porque tienen más recursos para autorregularse. La falta de sueño genera ansiedad y si este problema se mantiene en el tiempo puede llegar a provocar trastornos emocionales a corto y largo plazo.
  5. Protege de la aparición de problemas conductuales: los problemas de sueño provocan un mal equilibrio cerebral y afecta a nivel conductual porque estará irritadx y tendrá menos capacidad de autocontrol. Se pueden observar trastornos de la conducta secundarios a la falta de sueño.
  6. Protege de enfermedades cardiometabólicas como la obesidad: las alteraciones en el sueño hace que los niños tengan mayor riesgo de sufrir obesidad a largo plazo porque el almacenaje de lípidos y carbohidratos está alterado.

¿Por qué es tan importante mantener unos horarios adecuados?

Los humanos somos mamíferos diurnos, lo que significa que nuestro cuerpo está preparado para estar despierto cuando hay luz solar y dormidos cuando no la vemos. Esto viene definido por nuestro reloj biológico interno, que lleva un ritmo de 24 horas y siempre secreta a las mismas horas las hormonas necesarias, en este caso para el sueño. Lo que significa, que el cuerpo ya viene marcado con un ritmo interno que podemos acompañar a través de las rutinas, favoreciendo este funcionamiento natural de nuestro organismo.

«Las rutinas deben acompañar al ritmo de nuestro reloj biológico interno»

Uno de los mayores beneficios que se obtienen cuando los niñxs aprenden a dormir y llegan a tener un sueño reparador, es que durante distintos momentos de la noche se secretará la hormona del crecimiento.

¿Qué consecuencias puede llegar a tener un sueño no reparador?

Poder llegar a desarrollar buenos hábitos de sueño en los primeros años de vida permite que el cuerpo tenga un funcionamiento adecuado y equilibrado. Un niñx descandadx podrá dedicar toda su energía a explorar su entorno y desarrollar múltiples aprendizajes a partir de esas experiencias que tiene al interaccionar con su entorno.
Por tanto, un buen descanso aumenta la capacidad atencional y de concentración, no solo cuando entran en la etapa escolar, sino desde los primeros meses de vida.
Además, el sueño reparador favorece el desarrollo de la memoria y de los aprendizajes, a corto y a largo plazo, permitiendo crear una buena base sobre la que se irán colocando los aprendizajes futuros de la etapa escolar.

¿Qué puedes hacer?

  1. Horarios de sueño (Visita nuestro artículo): Para establecer buenos hábitos de sueño en la infancia, es importante fijar horarios de sueño consistentes. Es necesario crear unos horarios fijos tanto para las siestas, como para la rutina de sueño nocturno (cena, baño, cuento, etc).
  2. Crear un ambiente de sueño adecuado: asegúrate de que esté en un ambiente relajado y adecuado para tener un sueño reparador y sin interrupciones. Un espacio con oscuridad y sin ruidos.
  3. Fuera pantallas: es importante limitar la exposición a pantallas (como televisores, tablets y móviles) una hora antes de acostarse, ya que la luz azul emitida por estas pantallas puede interferir con la producción de melatonina.
Foto de frente de un bebé de pocos meses durmiendo

Teniendo en cuenta todo lo anterior, establecer buenos hábitos de sueño en la infancia es esencial para el correcto desarrollo físico y mental de los bebés y niñxs. Asegurarse de que los niñxs obtengan suficiente sueño de calidad puede tener un impacto positivo duradero en su bienestar y rendimiento a lo largo de su vida.